La Fundación

Fundación Jesús Serra

La Fundación Jesús Serra nació en el seno del Grupo Catalana Occidente en 1998, con el objetivo de canalizar las tareas de patronaje y mecenazgo que la aseguradora desarrollaba desde hacía un siglo.

Su nombre original -Fundación Catalana Occidente- se sustituyó por el actual en 2006, como homenaje a la figura de Jesús Serra Santamans, fundador de la compañía y firme defensor, desde el ámbito privado, del espíritu y los valores humanistas en beneficio de la comunidad.

En esta nueva etapa, la Fundación, presidida por Federico Halpern y dirigida por Laura Halpern, sigue el camino marcado por su impulsor y fomenta anualmente decenas de proyectos (en tareas de investigación y docencia, eventos culturales, actividades deportivas, iniciativas solidarias … ), tanto propios como en colaboración con otras instituciones, con el objetivo de impulsar las tareas y el compromiso del Grupo Catalana Occidente con la sociedad.

Para más información: fundaciojesusserra.org

La figura de Jesús Serra

Jesús Serra Santamans nació en Pont de Vilomara, un pequeño pueblo al lado de Manresa (Barcelona) en 1911. Fue una persona conocida sobre todo por ser el fundador del Grupo Catalana Occidente. Toda su vida se dedicó al mundo de los seguros igual que su padre, llegando a ser en este sector una de las personalidades más relevantes del siglo XX en España.

Poseedor de una gran humanidad pero también de una visión empresarial extraordinaria, durante su larga trayectoria fundó empresas e instituciones de gran relevancia aportando a todos sus proyectos un espíritu positivo y visionario que le hizo merecedor de numerosas distinciones.

Entre ellas cabe destacar la Creu de Sant Jordi concedida por la Generalitat de Catalunya o la Medalla de Oro al Mérito en el Seguro, la Medalla de Honor del Seguro de la Generalitat o la Medalla de Honor de la Ciudad de San Cugat del Vallès, concedida a título póstumo.

Jesús Serra era un entusiasta del deporte, tanto como promotor como practicante. También destacó siempre por su pasión por la poesía y la música, y por ser promotor de numerosas iniciativas empresariales, llegando a ser, por ejemplo, el único miembro no docente nombrado Miembro de Honor del IESE.